Saltar al contenido

Consejos para evitar el síndrome postvacacional

    Vacaciones, temporada de verano, tapas, cervezas, horarios de comida inesperados, tranquilidad, pateo, atardeceres, sin horarios ni reloj… ¿Te imaginas vivir siempre así? Lamentablemente, todo tiene un final. Ya que la vuelta al régimen es adicionalmente favorable, pero para los que lo estamos pasando mal, ¡mejor descansar y poner una gran sonrisa!

    Pero, tenemos que experimentar este síndrome que afecta a más de la mitad de la población. A continuación te dejamos algunas recomendaciones para combatir sus signos. ¡Intenta ponerlas en práctica! Dispersa mucho mejor tus vacaciones. Es más eficaz y menos angustioso volver de vacaciones si, por ejemplo, segmentamos el descanso dos semanas en verano y nos deleitamos con más vacaciones en otros minutos del año. De esta manera, estamos constantemente mentalizados en los tan esperados minutos de desconexión.

    Volver feliz de las vacaciones

    Teniendo en cuenta que no se habla demasiado al respecto, a continuación se proponen algunas sugerencias que van a ser bastante efectivas si se las aplica con regularidad y si se toma este tipo de síndrome como una situación que requiere de todo el cuidado del caso.

    • Es muy importante que usted haga todo lo posible por recuperar los hábitos cotidianos, pues en caso de continuar remedando o sintiéndose afligido porque en el momento no puede dar continuidad a las actividades a las que se había acostumbrado durante el periodo de vacaciones, va a ser prácticamente imposible que se pueda volver a regular el ritmo de acuerdo con las necesidades laborales.

    • Además, no hay que dejar de mencionar que es probable que usted busque sobrecargarse con responsabilidades, pero esto no es lo más inteligente durante los primeros días, lo mejor es avanzar de una manera lenta pero segura.

    • Por otro lado, usted no debe esperar a que va rendir como lo hace regularmente, recuerde que recién está retornándote las vacaciones y es bastante normal que haya perdido un poco de ritmo en sus actividades laborales. Usted debe trabajar con tranquilidad y asumiendo tareas a las que se les puede incrementar el grado de dificultad progresivamente.

    • Mantenga unos hábitos de sueño adecuados, así que haga lo posible por dormir un poco más y acostarse unos cuantos minutos antes de lo usual.

    • Organice muy bien su tiempo y prepare un calendario para que pueda distribuir cada una de las tareas según la manera en la que prevea sus posibilidades.

    • Haga todo lo posible para que su vida cotidiana haga de usted una persona más feliz. Tenga presente que las vacaciones no son el único momento en donde puede descansar.

    • Durante los fines de semana o puentes usted puede organizar distintas salidas, no pase por alto que salir de su ciudad siempre será una buena idea para revitalizarse.

    • Finalmente, tenga una actitud positiva, porque de una u otra manera, según como usted vea las cosas, va a poder ir afrontando las situaciones de mejor modo.