Saltar al contenido

¿Cómo afecta la lectura al desarrollo infantil?

    Siempre se ha mencionado que leer es crecer. En ese orden de ideas, se han desarrollado toda clase de investigaciones y análisis en torno al impacto y los beneficios de la lectura para el desarrollo infantil, llegando pronto a la conclusión que esta es una pieza clave en términos cognitivos para los niños.

    En ese orden de ideas, se comprende que este es un hábito que se debe recomendar desde la primera infancia, para así garantizar que el cerebro se pueda desarrollar, sin olvidarse de los miles de beneficios que esta actividad le ofrece a los más pequeños. Por todo ello, es importante que en los regalos navideños incluyamos los cuentos personalizados, ya que ayudar a potenciar la creatividad de los más pequeños de la casa.

    Beneficios de la lectura para el desarrollo infantil

    Hay dos grandes elementos que son esenciales durante esta época de la vida los cuales son la lectura y escritura. Ambos son importantes porque repercuten de manera muy positiva en el rendimiento académico de los niños y en la comprensión lectora. Los pediatras siempre hacen énfasis en lo anterior, este es un hábito con el que se favorece el desarrollo cognitivo desde la infancia.

    No es gratuito entonces que existan cada vez más campañas o propuestas gubernamentales con las que se pone al alcance de las familias todo tipo de recursos como cuentos y libros, para así colaborar con el aprendizaje de estimulación infantil.

    Para ser más claros con lo anterior, la lectura mejore la capacidad y el progreso lingüístico de los pequeños. De hecho, entre más pronto se tome un libro, mayor es la habilidad de los pequeños en este sentido. Según las observaciones, la lectura va a posibilitar que los niños puedan aprender las palabras con una mayor rapidez, que su comprensión mejor de ti que el cerebro se ejercite para la adquisición de un lenguaje, proceso que ocurre entre los 10 y 30 meses.

    Cambios en los hábitos de lectura

    Hay que añadir a lo que se ha mencionado que ciertos tipos de lecturas van a impulsar a los padres a solventar problemas que van surgiendo con el desarrollo personal de los hijos, como por ejemplo aquellos cuentos que tratan sobre temas como el control de esfínteres, los celos de los hermanos y hasta el miedo a la oscuridad.

    Por otro lado, se dice que en España el 79% de las familias con niños menores de seis años se toman el tiempo de leerles en casa tres horas a la semana en promedio y el 84,7% de los niños entre los seis y trece años leen libros que no son de texto por más de tres horas a la semana.

    Finalmente, hay que mencionar que los nuevos soportes, es decir, los que provienen de la época digital, son otro instrumento para posibilitar que la lectura avance por el camino deseado en la vida de los niños.